31.10.16

NaNoWriMo: el reto de los escritores suicidas.

¡Buenas tardes-noches personajillos!

Hoy quiero hablaros de un evento que va ha tener mucho eco este noviembre: el NaNoWriMo (National Novel Writing Month o Mes Nacional de Escribir una Novela). El NaNo es una carrera contra ti mismo, un reto personal en el que los escritores sacan todo lo que llevan dentro para terminar una novela en un mes. ¡Pero no te asustes! Si te pilla de sorpresa, hay muchas otras formas de aprovechar este mes plagado de arte y palabras. ¡Vamos con ello!



¿En qué consiste?

El objetivo del NaNoWriMo (NaNo para los amigos) es muy simple: escribir al menos 50.000 palabras de una novela. "¡Ala! ¡Pero qué barbaridad! ¿Eso es posible? Estáis chiflados." Calma, calma. Es más que posible. De hecho, en este artículo del Huffington Post te cuentan cuánto tardaron en escribirse algunas de las novelas más famosas. En la infografía podemos comprobar que "El niño con el pijama de rayas" o "El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde", novelas con algo más de 50.000 palabras, les costaron a sus respectivos autores unos dos días y medio, y seis en el segundo caso. Respuesta final: sí, es viable, una locura con patas, pero viable al fin y al cabo.
Como BONUS os invito a que leáis la descripción del NaNo en la propia página porque los organizadores tienen un sentido del humor muy especial: (aquí.)

¿Cómo me apunto?

Tienes que registrar tu novela en la página del NaNo. Esto implica ponerle un nombre (no tiene por qué ser el auténtico), una breve descripción y, si quieres, una fotografía de portada. Cada día sumas las palabras que escribas al contador de palabras, NO hace falta subir el texto a la página, solo las palabras. Y así vas sumando y sumando hasta el día 30.

No creo que tenga suficiente tiempo... ¿Aun así puedo participar?

Definitivamente, sí. El NaNo es un reto contra ti mismo. Si no escribes las 50.000 palabras nadie va a echarte la bronca o a decirte que eres el peor escritor del universo porque no es así.. No adquirirás tu diploma de "ganador" a final de mes pero sabrás que has ido a tu ritmo y has escrito lo que has podido, punto. Lo mejor del NaNoWriMo, si no has tenido tiempo para organizarte bien o te has enterado tarde, pero quieres formar parte de la comunidad que se crea, es tomarte noviembre como un mes especial para escribir y aprender asistiendo a las diferentes charlas y eventos que se celebren en tu ciudad. Además, el NaNo incluye una categoría especial: los Nano Rebels: aquellos que traspasan los límites y deciden escribir guiones, novelas gráficas, relatos de no-ficción o bien continuar novelas que no llegaron a terminar el año pasado (entre algunos ejemplos)

¿Tú te vas a apuntar?

Pues sí. Esta tarde mismo he registrado mi novela en la página. Es un proyecto al que le tengo muchas ganas, pero sé que no llegaré a las 50.000 palabras. Solo quiero aprovechar la excusa del NaNo para romper en pedazos la página en blanco y escribir, escribir, escribir... Todo lo que me salga de dentro, palabras a borbotones. 

Las palabras de alguien que HA GANADO el NaNoWrimo.

Como yo no puedo serviros de ejemplo (porque he participado 3 veces y ninguna he alcanzado la meta ejem ejem) quiero que leáis las palabras de alguien que SÍ ha llegado a las 50K. Otra demostración de que es posible, no solo por escritores de renombre, sino también por parte de un ser humano real, de carne y hueso que vive en este siglo: Isabel Garrido, una escritora a la que sigo por twitter desde hace tiempo y a la que admiro por su constancia con la escritura. 
Cuéntanos Isabel, ¿dónde compráis la pócima mágica los que conseguís alcanzar las 50.000 palabras del NaNo?
La verdad es que esa pócima, en mi caso, fue un reto de escritura diaria que empecé mucho antes de empezar el primer NaNo que gané (ya llevaba dos antes sin conseguir nada). En cuanto te acostumbras a escribir a diario se te hace más fácil conseguir llegar a las 50K. Eso y tener más o menos claro qué quieres escribir, aunque sea una idea general. 
¿Qué consejos (o advertencias) les darías a los novatos para esta nueva edición?
Seas de mapa o de brújula, escribas lo que escribas, intenta dividir el proceso en pequeñas metas, repartidas a lo largo del mes. Los calendarios pueden ayudar mucho a esto. Así se me hace más fácil llegar al objetivo final de las cincuenta mil. Eso y constancia diaria, aunque caigan solo quinientas palabras, ya son más para el marcador y vas avanzando. Ah, y no olvidar que lo importante en esto del NaNo es darle un empujón a tu historia, escribirla, no la competencia con otros.
¿Con qué te quedas de tus pasos por el NaNoWriMo?
He aprendido varias cosas estos años, por supuesto, con varios NaNos ganados y otros sin pasar de las diez mil palabras quién no aprendería. Lo más valioso de estos años, algo que tengo claro, es que si antes del 1 de noviembre tienes más o menos claro qué vas a escribir es mucho más probable que lo consigas. Eso y la constancia, son claves. También he aprendido que si a esa historia le hace falta madurar y aún no es momento de escribirla tampoco pasa nada por dejarla para otro momento (de ahí la importancia de trabajar un poco antes del NaNo, para que no te pase esto en mitad de la maratón de escritura.  
Un par de sugerencias antes de terminar: seguid a @wrimoes en twitter, la cuenta del NaNoWriMo en España, y utilizad los hashtags de #NaNoWriMo2016 y #tuhistoriaimporta para conectar con otros escritores que están viviendo la misma experiencia que vosotros. Una de las cosas más bonitas del NaNoWriMo es la comunidad que se crea. Además, si decidís participar, decídmelo para que pueda añadiros a mi lista de 'writing buddies' (compañeros de escritura)


Y ahora sí ¡hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado mucho y que os haya animado a escribir. Si tienes cualquier duda o sugerencia no dudes en dejarla en la casilla de comentarios de abajo (también puedes contactar conmigo aquí)

Como BONUS os dejo este clip de la serie Como conocí a vuestra madre de Marshall motivándose para el Maratón (podéis cambiar las palabras por otras que se adapten a vuestra situación :D)


 (abrazos eléctricos.)

25.10.16

Cuadernos | ¡Organiza tu vida con el Bullet Journal!

¡Hola personajillos!

Tengo que reconocer que no soy la persona más organizada del mundo (la gente que me conoce pueden dar fe). Pero el curso pasado, cotilleando cuentas de cuadernos en instagram, me encontré con un sistema fantástico para acabar con eso: el Bullet Journal, que ha cambiado totalmente mi forma de ver la semana. Es un método creativo y totalmente personalizable que ha conseguido que planifique mejor las cosas, esté más pendiente de los plazos, y tenga todas mis tareas e intereses recopilados en una sola libreta. (Y como bonus, que sea un poquito menos caos; y eso en mí ya es todo un logro). ¿No sabes de que se trata? ¡Hoy te lo cuento!



Antes de nada una cosita que quiero aclarar: no estoy vendiendo el Bullet Journal como una herramienta mágica con la que automáticamente te convertirás en un maestro de la organización. Yo sigo siendo un poco desastre, pero lo importante es que me motiva para intentar planificarme mejor y prestar más atención a las cosas que quiero o tengo que hacer durante la semana. Eso, es lo que voy a "venderos". Ahora sí, vamos por partes.

¿Qué es esto del Bullet Journal?
El Bullet Journal es un sistema de organización personalizable. Puede ser tu lista de cosas que hacer, tu cuaderno de dibujo, tu libreta y/o tu diario, pero probablemente sea todo lo anterior. Te enseñará a hacer más con menos. [✍ de la página oficial]
Básicamente es un sistema de organización por listas de tareas. La diferencia entre eso y una agenda normal y corriente es que el Bullet Journal es mucho más flexible. No tiene los espacios para cada día ya determinados, sino que se ajusta a tus necesidades conforme lo vas creando

¿Qué necesito?

El creador, Ryder Carroll insiste en que lo único que hace falta es papel y boli. Tan simple como eso. El sistema original sugiere utilizar un cuaderno punteado como este, pero la clave es que elijas uno con el que te sientas a gusto, porque lo vas a llevar encima siempre. Yo por ejemplo uso un cuaderno de hojas lisas que compré en Tiger por 3€ y me encanta, aun sin los puntitos se ha adaptado totalmente a lo que buscaba. ¡Luego os lo enseño!

¿Por dónde empiezo?

Pues por la página oficial del Bullet Journal, donde su creador explica el sistema original punto por punto mejor que cualquier otro blog donde podáis leer sobre él (incluído este, si). Veréis que la simplicidad es la base de este métodoLa decoración de las páginas con rotuladores, banners, dibujos, frases que te inspiren y demás, es secundaria (y en absoluto necesario si no te interesa invertir tiempo con esas cosas). Es cierto que un cuaderno descuidado igual no te motiva lo suficiente, pero la simplicidad no es sinónimo de fealdad ni los adornos al tuntún sinónimo de belleza. Así que tu Bullet Journal tiene que ser primero útil y después bonito, y no al revés. Esto lo digo porque he leído a personas decir "a mí me gusta la idea, pero seguro que hago un desastre en comparación con lo que hay por ahí": DA IGUAL, primero que no te fijes en eso porque no es lo que importa, y segundo que seguro que pueden salir grandes cosas si le pones ganas
Una vez tengas claro que lo principal es anotar de una forma clara para ti tus tareas, puedes empezar a customizar tu Bullet Journal: puedes incluir listas, páginas especiales para X proyecto, un planificador de entradas para el blog, un listado de webs o perfiles interesantes, contactos... ¡Lo que se te ocurra!

Mi Bullet Journal

No sería una entrada como Dios manda de "Cuadernos" si no os mostrase el mío. Así que aquí lo tenéis ♡  (y perdón por la mala calidad)

Month view.
El dibujo es de una viñeta de Sarah Andersen, artista que os recomiendo totalmente por su humor a raíz de situaciones cotidianas. La cabecera la hice un día mientras veía Begin Again.

#MonthlySpread
Aquí dispongo de una vista general de todo el mes, con fechas de entrega, cumpleaños y otros eventos. Además coloco un registro de mis gastos (también llevo más control de ellos desde que empecé con el BuJo) y de X actividades o hábitos que pretendo controlar durante el mes con el 'habit tracker' (esto me cuesta un poco más llevarlo al día pero creo que es muy útil). 


#WeeklySpread
¡Y esta es mi semana! La plantilla del horario me viene muy bien para llevar cuenta de todas las actividades programadas para la semana (está extraída y moldeada a mi gusto del Passion Planner, otra forma de organización que probé y me funcionó peor pero de la que puedo hablaros en otra entrada por si a vosotros os sirve). Arriba en la página de la derecha apunto las tareas más importantes para toda la semana. Y entre las dos páginas voy anotando cada día  (para que no me sobre o falte espacio) lo que tengo que hacer.



Y aquí hay un ejemplo de esa personalización que permite el Bullet Journal. Yo añado siempre al final de cada mes una página para notas y para revisar tareas pendientes del mes o entregas futuras. Además tengo una lista de los libros que me quiero leer, películas que quiero ver, páginas reservadas para la organización del blog o apuntes de clase... ¡Hay infinitas posibilidades!


Si te interesa puedes ver un vídeo de mi Bullet Journal en Septiembre → aquí.

BONUS: Perfiles que pueden inspirarte

En el blog del creador hay una sección de show & tell donde colaboran otras personas que han creado innovaciones o adaptaciones del sistema. Entre ellas a mí me inspiraron los posts y cuadernos de:
  • Kara Benz (Boho Berry): gracias a ella descubrí el BuJo. En este post os muestra como lo usa y algunas ideas de "plantillas" muy funcionales y coloridas para la página mensual, listas o el tracker. En su blog está haciendo un recopilatorio de las bases del Bullet Journal basado en su experiencia. [blog] [instagram]
  • Kim Alvarez: aquí puedes ver su entrada en el blog del BuJo. Su cuaderno me parece súper bonito y también tiene muy buenas ideas para organizarte aun mejor con este sistema. Si te gusta su estilo, en su blog encontrarás muchos artículos y recopilaciones más. [blog] [instagram]
  • Dee Martínez: Su show&tell me gusta porque muestra una forma muy clara de usar la leyenda de símbolos para las tareas o key, aunque sus páginas no sean las que más me inspiran [blog]
  • Cuentas de instagram varias preciosas: [recomiendo mirar con el móvil en la mano para seguir o descartar en caso de no gustarte] @bujoella, @penpapersoul, @peachystudy, @the_flower_journal, @pureplanning_bymj, @bulletjournals, @bulletjournalers (estas dos últimas son recopilaciones).

Resumen:

Todo esto puede ser mucha información, pero sobre todo RECUERDA: Lo importante es que tu Bullet Journal se adapte a ti y sea funcional, la decoración va después. Sí, mi Bullet Journal está lleno de colores, fotos, dibujos y letras con florituras, pero eso es porque a mí me gusta recrearme en los detalles, cuidar mi cuaderno es una de las cosas que me motivan a mantenerlo y a ser más organizada gracias a él. Te recomiendo que eches un vistazo a las cuentas que te he recomendado si necesitas más inspiración para empezar tu Bullet Journal. Además si buscas en Instagram el hashtag #bulletjournal encontrarás cientos de fotos increíbles para añadir a tu colección.



¡Y hasta aquí el post de hoy! Espero que te haya gustado y que encuentres este sistema de utilidad. Recuerda que cualquier sugerencia, aportación, halago, tomatazo u otras hortalizas son bienvenidos en la casilla de comentarios de abajo (¡que no muerde!). Además, no olvides que puedes compartir el post con los botones de abajo si crees que puede serle de utilidad a otras personas

¿Conocíais ya este sistema? ¿Qué os parece?




(¡abrazos eléctricos!)

18.10.16

No temas a las palabras | Consejos de un taller de escritura.

¡Buenas tardes personajillos!

El año pasado asumí que, si quería seguir mejorando mi escritura, además de escribir y leer como una bellaca, tenía que empezar a llevar a cabo otras acciones. Hace tiempo que leo blogs sobre escritura y libros sobre el proceso de creación literaria, pero a finales del curso pasado comencé a asistir a talleres de escritura. En otra entrada me extenderé más sobre por qué creo que esto es bueno para los escritores, sobre todo para aquellos que se inician en el mundillo. Pero principalmente me vino bien para conocer otras visiones sobre la escritura, compartir mis letras en voz alta, y caer en conceptos que, si bien parecen obvios, muchas veces se pasan por alto y bien utilizados tienen un gran efecto en nuestros textos (tanto relatos o novelas, como ensayos de no ficción). 
De eso quiero hablaros en esta entrada, y en otras que iré preparando a lo largo de estos meses: de consejos y lecciones que aprendí (y sigo aprendiendo) en estos talleres de escritura, y que creo que pueden ayudaros de alguna forma.


AVISO: La escritura no viene con ningún libro de recetas y yo no soy, ni mucho menos, un chef profesional que pueda redactaros uno. Este tipo de entradas son escritas sin ninguna intención de adoctrinar sino con ganas de compartir experiencias y consejos que a mí, personalmente, me parecieron útiles. Se aceptan (e incluso se desean) respuestas que den pie a debate o a completar lo visto :D

En esta primera entrega quiero hablaros sobre quitarnos el miedo a las palabras. Esta idea engloba muchos aspectos, que vimos en una sesión del taller al que asistí con Fuentetaja, después de leer algunos de nuestros textos y atendiendo a las correcciones del "profesor" [y lo pongo entre comillas, no porque no fuera bueno, porque era fantástico y aprendí muchísimo en un mes, sino porque no creo que sea la palabra más adecuada, era más un escritor que nos escuchaba y orientaba y animaba a participar.]
¿Qué quiero decir con eso de perder el miedo a las palabras? Varios aspectos que vemos a continuación:

  • Los eufemismos no funcionan:
Un ejemplo muy claro que vimos en uno de los relatos fue el "dormir para siempre" como forma de decir "morir". Yo también creía que sonaba más poético, más suave, más bonito. Pero los eufemismos como este te tiran al melodrama, revelan pudor y te distancian de los hechos. En una novela o un relato corto, tiene un golpe de efecto mucho mayor decir que alguien "murió" que "pasó al otro lado", a no ser que esté justificado y sea, por ejemplo, porque un padre prefiere explicarle así la muerte a un niño pequeño, pero eso ya depende de los personajes. 
Vimos que los eufemismos en la literatura equivalen a ir de puntillas.  No hay que tener miedo a elegir una palabra concreta, ni dar vueltas y vueltas para no llamar a la cosas por su nombre. Aunque creamos que es agresivo o que al lector le puede incomodar, si lo que cuentas es tal y como sucedió (en tu cabeza, vaya) está justificado.

  • Mostrar los defectos es positivo:
En el taller hicimos un ejercicio que consistía en escribir diferentes frases con la fórmula "Me acuerdo de..." o "Recuerdo...", como una mirada hacia dentro de nosotros mismos. Así nos dimos cuenta de que cuando recordamos nos ponemos nostálgicos y parece que exaltemos nuestra figura. En la vida real desconfiaríamos de alguien sin defectos, así que a la hora de crear personajes tenemos que humanizarlos, mostrar vulnerabilidad para que el lector pueda confiar en ellos. 
Un ejemplo de personaje no creíble son las Mary Sues, y su equivalente masculino Gary Stu. Este término es muy común en Fanfiction. Se usa para designar a un prototipo de personaje que se caracteriza por estar idealizado en exceso, hasta el punto de perder todo el realismo. También suelen ser un reflejo del alter ego del autor que se introduce así en la historia. Las Mary Sues y Gary Stus no tienen defecto alguno, o si lo tienen es nimio frente al resto de sus impresionantes habilidades. Suelen tener un pasado trágico y misterioso y acaparan la mayor parte de la historia sin ninguna otra justificación que las fantasías del autor. Resumen: A nadie le gustan las Mary Sues. Tus personajes tienen que mostrarse humanos, con todos los defectos que eso conlleve, para que el lector pueda empatizar con ellos. En esta página web puedes hacer un test (en inglés) para comprobar en qué medida estás creando una Mary Sue.

  • Los tacos, con sentido:
Igual que antes hemos dicho que no tenemos por qué censurarnos, también tenemos que saber cuándo estaría bien evitar X palabras. En los dos talleres a los que he asistido se dijo en algún momento que el tema de las palabrotas es bastante complejo y subjetivo, pero en ambos se coincidió en que tampoco tiene ningún sentido plagar el texto con "Joder" y "Mierda", a no ser que la situación lo pida.
Si queremos que la personalidad de un personaje quede marcada por ese tipo de vocabulario o su procedencia, igual sí nos conviene que diga más tacos que otro, pero porque así lo pide su caracterización. E igualmente tendremos que darle una motivación, historia o explicación a esa característica. 
Si simplemente usamos los tacos para manifestar enfado o frustración, será mejor que no abusemos de ellos, tiene mucho más fuerza expresar esas emociones mediante el lenguaje no verbal del personaje, con gestos, expresiones o actitudes contra objetos que tenga a su alrededor. 



Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya resultado útil, y si tenéis alguna duda o queréis más entradas concretas de este tipo no dudéis en decírmelo (podéis contactar conmigo aquí o en cualquiera de las redes sociales de la barra lateral).

Recordad que cualquier sugerencia, crítica constructiva, halago, tomatazo u otras hortalizas son bienvenidos en la casilla de comentarios. También puedes compartir el post con los botones que encontrarás abajo


 


(¡abrazos eléctricos!)

3.10.16

Inspiración | La magia del Art journal.


¡Bienvenidos todos al blog después de este largo hiatus vacacional!

A principios de verano subí una entrada en la que hablaba de mis planes y expectativas para el mismo. Bueno, tres meses después tengo que admitir que no he leído ni escrito todo lo que me habría gustado, y he atravesado una "crisis escritoril" bastante profunda de la que hablaré en próximas entradas, pero sí he viajado y continuado con mis cuadernos y creando mucho. Y de eso vengo a hablaros en esta nueva entrada, de una actividad que ha ocupado gran parte de mi tiempo libre este verano: crear.



¡ALTO! Aquellos que no os consideréis a vosotros mismos artísticos, no huyáis.
Esto es apto para seres de todas las especies y planetas, como los gatos.

Siempre he estado con mis cuadernos creando de una forma u otra. Hace un par de meses se me ocurrió darle salida y creé un instagram solo para fotografías de mis libretas (@Shesjournal). Descubrí gracias a esto una comunidad muy grande en torno a lo que se llama "art journal".
El art journal se traduce literalmente como "cuaderno de arte". Es un diario artístico personal en el que, a través de todas las técnicas que se te puedan ocurrir, puedes dejar plasmado de forma visual una idea, un sentimiento o una emoción, una situación que vives en ese momento o, simplemente, un estado mental. Se diferenciará del diario tradicional tanto como tú lo desees, ya que no existen unas pautas para marcar cómo debe ser un art journal: tú construyes el tuyo a tu gusto
Lo bueno del art journal es que no es necesario ser un manitas ni tener unas grandes dotes artísticas para hacerlo. Cuando te pongas delante de la página no pienses en crear algo que pueda generar muchos likes en redes sociales, sino en materializar lo que sientas en ese momento, algo tuyo, único y personal. Además, no hace falta esforzarte para hacer un Goya o que quede algo bonito: el caos en sí mismo es precioso.
Aquí van algunas recomendaciones para quienes se quieran arriesgar con este arte:

  • No planifiques hasta el último milímetro de la página. En algunos casos te sentirás inspirado por un tema en particular y querrás seguir una determinada dirección, está bien, pero deja espacio en tu cabeza para cambios que te sugieran los colores y las figuras que vas plasmando.
  • Improvisar funciona. Habrá otras ocasiones en las que no te sientas tan inspirado. Más de una vez me he sentado delante del cuaderno sin una idea clara. No se trata de forzarte, pero si tienes ganas de crear algo y no sabes bien el qué, revisa tu material y ve probando diferentes composiciones, a ver qué sale. 
  • Esa es otra, recopila material: además de tijeras y pegamento vendrán bien revistas, periódicos, rotuladores y pinturas... Hay tiendas online de material para el scrapbooking (libro de recortes personalizado) que tienen cosas preciosas, pero por desgracia suelen ser bastante caras. Soluciones si tienes un bolsillo ajustado pero como yo quieres entretenerte con esto: libros antiguos del colegio, folletos de exposiciones, envoltorios de caramelos, papel de regalo de los cumpleaños, cuadernos de cuadros y rayas, libros de cuentas, libritos de instrucciones que ya no te hagan falta, cartulinas y papel de colores, postales, fotos que puedas imprimir, etc. ¡Las posibilidades son inmensas! Yo, personalmente, soy muy fan de los recortes de revistas. 
  • Más sobre el material: yo tengo una caja de 12 acuarelas schmincke que me funcionan de maravilla, ojalá pudiera tener una más grande con más colores, pero aunque no es así puedo aprovechar y tirar de otros utensilios lowcost: por ejemplo, en tiendas como Tiger venden rotuladores y tubos de acrílico a buen precio. Es cierto que no son de la mejor calidad pero no los usaremos para pintar cuadros de museo, son asequibles y funcionan con la página. También puedes buscarte pinceles originales, además de los clásicos, como un cepillo de dientes o una brocha de maquillaje vieja
  • Sobre técnicas no hay nada escrito. Repito que lo principal del art journal es que te expreses con libertad sobre el papel, pero aquí algunas ideas: distribuir témpera blanca sobre un párrafo de periódico recortado para atenuar las letras; usar hojas de cuadernos antiguos como fondo de base; recortar tiras a mano, con cuidado, en lugar de usar las tijeras; usar papel vegetal para hacer el esbozo de un dibujo si tienes dificultades; dejar que los colores se mezclen entre sí; escribir una frase a ordenador y después recortarla... Si te gustaría que hiciera un post aparte explayándome con este apartado de posibles técnicas, ¡solo tienes que decírmelo en los comentarios!
Como se suele decir: "el único límite es tu imaginación", y si no tienes mucha, siempre puedes "educarla" viendo las creaciones de otras personas. Aquí dejo algunas cuentas de instagram que a mí me gustan y me inspiran: 



Y, como plus de promoción, unas muestras de lo que podéis encontrar en mi cuenta, además del cuaderno de la foto de la entrada (¡click en la imagen!):


¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya cautivado la magia del art journal, y que si os animáis a crear alguna página gracias a estos consejos, o si os gustaría que hiciera otra entrada diferente con más consejos o técnicas del art journalno dudéis en decírmelo (podéis contactar conmigo aquí o a través de cualquiera de las redes sociales en la barra lateral)

Recordad que cualquier crítica constructiva, halagos, tomatazos y otras hortalizas son bienvenidos en la casilla de comentarios. También puedes compartir el post con los botones que encontrarás debajo


   

(¡abrazos eléctricos!)